El color azul de la obra se asemeja al de la luz del mar y del cielo como parte del  mismo Todo y cuando se contempla desde la distancia no se diferencia lo que corresponde a cada cosa, al igual que ocurre en la sociedad en que vivimos, que no se encuentra el camino de regreso al cielo porque se vive en el mar de la emoción y no se desea salir de él para ser libre.  La luz del mar es igual a la luz del cielo y no existe ningún obstáculo para que las dos se complementen si así lo decidieran y se podrían unir en la inmensidad de la galaxia tal y como se refleja en la pintura, con el fin de salir del agujero negro de la incertidumbre que se manifiesta en la falta de Amor a uno mismo y al entorno.

  La materia de luz que hay detrás de la obra te prepara para despertar el Amor a todo lo que te rodea y te capacita para estar en unión con el cielo y la tierra para cumplir con tu sueño de unidad entre ambos planos de existencia.

  Cuando te decidas a llevarme contigo, demostraré lo que te digo con la apertura de tu canal de luz a la entrada de la luz del cielo para que llegue hasta la tierra y te permita sanar la relación con la Madre Divina y con la Madre Tierra a la vez.

  Solo tienes que mirarme con los ojos del Alma, que son los que se dan por enterados de lo que te quiero decir en este mensaje y son los que te obligan a mirarme una y otra vez a fin de despertar en ti la melodía del Universo y el poder de captación de la enseñanza que transmito, que llevarás a la práctica desde el momento en que me tengas en tu poder y me pidas que lo haga.

                                                                    The message of the painting was brought to you by Asunción Chavarri Magaña:  http://www.madredivinaenlatierra.com/

2019 ANAPAZ / Ana Maria Fociuc ALL RIGHTS RESERVED

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram