Esta pintura que ves se ubica en el Corazón de Dios, que es el lugar desde el que el hombre se relaciona con Dios cuando ha llegado a conectar con su Alma de Luz. Lo que el cuadro tiene que decir está grabado en tu alma como un recuerdo al que no se puede acceder si no has llegado a comprender que no eres uno más entre la multitud de seres que pueblan el espacio multidimensional, porque tú has sido creado con un fin determinado que es el de expandir tu conciencia hasta donde te sea posible de acuerdo al nivel evolutivo que hayas alcanzado en vidas anteriores.

  Dentro del cuadro está el poder de desentrañar el misterio de la creación del hombre, siempre y cuando estés dispuesto a aceptar lo que se te diga, ya que cuando el hombre se creó se produjo un gran cambio en la estructura molecular del Universo y no se tuvo en cuenta el fin para el que había sido creado.

La situación en la que el hombre se encontró a raíz de la decisión de entrar en el vacío del alma que no se relaciona con Dios, se podría remediar si llegaras a darte cuenta de lo que significa estar en perfecta comunión con el alma gemela, que no es otra más que la parte de ti mismo que se encuentra en la sombra.

La luz que hay en la sombra se refleja en el dibujo, a la vez que se representa el motivo a través del cual se produce el milagro de la reparación de lo que se ha vivido como error, que es el dolor que sale del corazón y se libera en forma de flores de color violeta como símbolo de que el dolor no es más que una flor que se abre al Universo para que otros se percaten de lo que ocurre en la Tierra.

  El origen del hombre se expresa en el cuadro en forma de mandala tridimensional para indicar que el hombre se encuentra aún en la etapa evolutiva de la tercera dimensión y que no tiene más que acceder al Espacio Sagrado de su corazón para entrar en contacto con Dios y salir del círculo de tres dimensiones.

  Lo que este cuadro puede hacer por ti queda más que explicado en el comentario anterior, te sacará de la percepción limitada de la vida en la tercera dimensión para sanar el dolor de tu alma dentro del Corazón de Dios, para que no sufras el castigo de no saber qué te pasa cuando lloras sin motivo aparente.

   La manera en que me puedes tratar es colocándome en el lugar más visible de la casa para que todos se puedan beneficiar de mi energía de Amor al hombre y para que cada uno de los habitantes de la casa se reconforten ante mi presencia.

   Todo lo que has de hacer cuando me tengas en tu casa es dejarte llevar por mi energía a la vez que me miras desde la distancia para llegar a sanar tu dolor con el Amor de mi corazón.

                                The message of the painting was brought to you by Asunción Chavarri Magaña:  http://www.madredivinaenlatierra.com/

2019 ANAPAZ / Ana Maria Fociuc ALL RIGHTS RESERVED

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram